No todo es sexo fuera de las cámaras

Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Hay hay gente que vendería su alma al diablo por tener una vida como la mía.

Pero no todo es como te lo pintan.

Hoy te voy a enseñar la parte de este “mundo” que nadie conoce ni ve.

La gente que me rodea y algunos fans me han dicho “oye Chris, tu vida parece un videoclip de reggaeton, siempre rodeado de mujeres lindas, dinero y fama” puede que eso les parezca a ellos y hasta tengan algo de razón.

Incluso yo lo he llegado a pensar a veces, pero la realidad es muy distinta.

Mi vida no es todo lo que captan las cámaras.

Suena algo mal, pero como todo en la vida, tiene su parte buena y su parte mala, o eso me gusta pensar a mí.

Las cosas que no aparecen en las cámaras sobre un actor porno.

En mis escenas y redes sociales siempre saco lo mejor de mí.

Sale esa persona carismática y divertida que llevo dentro.

Pero no siempre soy así (aunque si  lo soy el 96% del tiempo no te preocupes jeje).

Este oficio me ha enseñado muchísimas cosas en el tiempo que llevo trabajando como actor porno.

Pero hay algo que ha destacado y que no llegué a imaginar nunca.

En este trabajo he descubierto realmente a las personas o partes que jamás había visto antes.

¿Qué quiero decir con esto?

Muy simple, te lo voy a resumir en 3 puntos:

  • Interés: He visto como la gente se acercaba a mí por su propio interés y hasta me han llegado a usar para conseguir sus propósitos, lo que más me jode, y perdón por el insulto, es que esos objetivos los hubiesen conseguido igualmente si al menos me hubieran pedido ayuda y no utilizado. Pero su egoísmo ha hecho que me pierdan como ayuda y como amistad.

    Por eso siempre ando con mucho cuidado cuando veo que alguien se acerca por quién soy y no por cómo soy.

    Esto me ha hecho ser algo desconfiado con la gente.

  • Frialdad: Suena raro que en este mundo donde el contacto físico lo es todo y siempre esté con muchas mujeres uno llegue a notar frialdad, pero es así.

    El conocer a chicas y mantener sexo con ellas nunca fue un problema, al contrario, me encanta y disfruto cada segundo de ello.

    En problema viene cuando esas mujeres solo te quieren por la fama y porque eres un actor porno.

    Muchas me ven como un objeto sexual y algo que contarles a sus amigas después de echarme un polvo.

    Incluso me llegan a criticar por mi trabajo tachándome de degenerado y guarro por sus prejuicios. Y luego se tocan con mis vídeos las cochinas.

    Esto me lleva al siguiente punto:

  • Soledad acompañada: Si el punto de arriba era raro esta ya sí que parece digno de estudio.

    ¿Cómo puede existir la soledad acompañada?

    Muy fácil, cuando la frialdad y el interés se juntan en mi alrededor noto esa “soledad acompañada” de la que te hablo.


    Al viajar a países donde no conozco a nadie y solo, siento como si estuviese rodeado de personas que no me conocen realmente o que buscan algo de mí.

    De ahí que esté acompañado, pero en el fondo me sienta solo.

    Alejarme de mi familia y amigos casi todo el año no es algo sencillo de hacer.



Ya te he enseñado los problemas que tiene esta profesión o al menos algunos de ellos.

Pero lo realmente importante viene ahora.


¿Cómo hago frente a estos problemas?

Es sencillo, como te he dicho más arriba, todo tiene su parte buena.

Y es en lo que más me fijo en los momentos que tengo los problemas que te he contado.

Me he llevado muchos fracasos y me he sentido mal en demasiados momentos.

Pero también he conocido a gente maravillosa en este mundo y de la que ahora me siento muy feliz de que estén conmigo.

He viajado como nunca antes soñé y he visitado lugares que se van a quedar conmigo para siempre.

Aunque también ha sido duro viajar solo a países donde no conoces a nadie y sin saber comunicarme demasiado bien.

Eso quizás haya sido lo peor.

Pero sin esa parte no hubiese visto mundo ni llegado a donde estoy hoy, cosa de la que me siento muy orgulloso.

También el apoyo de todos los fans que he tenido me ha servido de gran ayuda, eso de que me paren por la calle y me pidan una foto no tiene precio.❤❤

Estas son las cosas que conlleva este trabajo pero que no ve la gente.

Con todo esto que te he dicho quiero que veas que aunque haya momentos malos siempre tienes que ver lo mejor de ellos.

Creo que sería la perfecta moraleja de mi vida. 🙂